Poema del amor propio

Con el viento, me escondí de mis propios miedos y volé libre hacia el sol.

Soñé con un mañana sin temor a que el sueño se hiciera real y transformara mis días.

El suspiro del sol alegró mis noches cuando decidí ver algo positivo en cada momento.

Toda mi vida se llenó de sonrisas al volver a creer en las palabras de quienes me quisieron.

Entonces, me miré al espejo y pude ver el alma infantil de alguien que vivía en mayúsculas.

Y comprendí que todo era increíblemente fácil, que solo bastaba con creer en mí.

Ahora todo lo traigo a mi presente.

Ahora me acepto y me quiero.

Ahora mi vida es viento, mañana, sol y sonrisas.

Ahora creo.

 

Esteban García Valdivia (Emotiva CPC)
www.estebangarciavaldivia.com
www.facebook.com/egvaldivia
@egarciavaldivia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This