Mindfulness

Mindfulness, o atención plena, es la capacidad de prestar atención al presente, aquí y ahora, observando sin juzgar las diferentes experiencias que se suceden momento a momento.

Como cualquier otra capacidad, se desarrolla mediante la práctica y el ejercicio de la atención. Se trabajan técnicas íntimamente ligadas a la meditación y al yoga, por su concepción de las relaciones del cuerpo y la mente, mediante métodos diferentes para la integración de estas dos facetas de la persona, haciendo que ésta sea más consciente tanto de sus capacidades como de sus necesidades.

La atención plena consiste en llevar un estilo de vida basado en la consciencia y la calma, que nos permite vivir íntegramente en el momento presente. Es tomar conciencia de que la vida está hecha de momentos presentes, nuestro hogar es el momento actual y que, si no somos capaces de vivir aquí y ahora, tampoco podremos serlo mañana, ni pasado, pues la existencia es un continuo fluir en el presente.

Beneficios del Mindfulness

El objetivo fundamental de esta práctica consiste en desenmascarar automatismos y promover el cambio. Puede producir numerosos efectos beneficiosos en las personas:

  • Aumentar la concentración.
  • Reducir automatismos.
  • Lograr un mejor control de pensamientos, emociones y conductas.
  • Disfrutar más del momento presente.
  • Efectos físicos saludables: relajación, mejora de la respiración, regulación de la presión arterial, potenciación del sistema inmunitario,…
  • Cambios positivos a nivel neurobiológico.

Aplicación práctica

En Emotiva aplicamos técnicas de mindfulness con niños desde los siguientes campos de acción concretos:

  • Meditación basada en la respiración: trabajando la respiración consciente como base para favorecer la relajación física y mental.
  • Meditación caminando: acompasar la respiración  a los pasos que damos caminando, centrándonos en las sensaciones que nos produce el acto de caminar, postura, peso del cuerpo, posición de los pies, equilibrio…
  • Exploración del cuerpo (body scan): basado en la atención consciente del propio cuerpo, relajación muscular y estado mental de clama y bienestar.
  • La atención plena en la vida cotidiana: saborear alimentos, contemplar y observar imágenes, escuchar música, la risa y la sonrisa, desaprender automatismos en tareas cotidianas…

Si conseguimos que los niños desde edades tempranas aprendan a vivir de un modo más consciente, estaremos contribuyendo a educar personas libre y responsables, más capaces de controlar su vida y, en definitiva, ser felices.

Si estás interesado en conocer más de cerca nuestra metodología para trabajar en este campo de acción, rellena el formulario. Nos pondremos en contacto contigo para concertar una cita y conocer mejor tus necesidades.

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This