Estimular sus sentidos: todo un mundo de sensaciones

¡Buenos días! Hoy nos gustaría continuar con el artículo de la semana pasada: “Cómo estimular sus sentidos”

En este artículo nos centraremos en los sentidos que nos faltan: gusto y tacto.

Gusto:

Como todos ya sabéis, los bebés tienden a llevarse a la boca absolutamente todo lo que cogen. Esto se debe en primer lugar a la enorme curiosidad que sienten por todo, y en segundo lugar, se debe también a que a través del gusto descubren el mundo que les rodea.

Lo que queremos conseguir con los juegos y ejercicios para estimular el gusto es ampliar  la gama de sabores.

 

Ideas para estimular el gusto:

  • Es muy importante ofrecer al peque diferentes sabores para que aprenda a distinguirlos. Podéis darle a probar alimentos dulces, salados, agrios…
  • Igual que hemos hablado de diferentes sabores también hay que ofrecerles diferentes texturas.

 

Tacto:

Como ya hemos hablado en artículos anteriores a través del tacto y del contacto físico los bebés reaccionan ante diversas sensaciones como el frío, el calor o la textura de los objetos. El tacto es el primer sentido en desarrollarse y además les permite conocer el mundo que les rodea. A través de este sentido los bebés con capaces de sentir  la seguridad que les transmitimos y además se desarrolla el vínculo afectivo con sus figuras de referencia.

 

Ideas para estimular el tacto:

  • El masaje infantil es la mejor herramienta para favorecer la estimulación del tacto.
  • También podemos utilizar las caricias, los abrazos, los besos…
  • Ofrecerle objetos de diferentes texturas, una tela suave o una mantita para empezar sería perfecto.
  • Otra idea muy interesante sería guiar al peque para que sea él mismo quien toque objetos de diferentes texturas: una esponja áspera, un hielo, algo caliente/templado, etc…
  • Podéis elaborar una manta “sensorial”: ofrecer al bebé una manta con diferentes texturas: algo suave (terciopelo), áspero (hierba artificial), liso, rugoso…para que pueda gatear o tumbarse e ir percibiendo estas texturas. Es muy importante que vuestra manta tenga características táctiles muy diferenciadas para que sus primeras experiencias sean agradables y gratificantes y de esta manera fomentar su interés.
  • Algunos materiales que os pueden ser muy útiles son: tejidos de diferentes texturas; cordones, cuerdas, cintas, tiras de plástico; papeles de periódico, de aluminio, de celofán; cepillos de dientes, globos, diferentes tipos de pastas; hierba, paja, hojas, piedras, arena, sal, agua…

 

 

Diana Córdoba Requena.

Miembro Equipo Emotiva CPC.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This