El Tuerto

Le llamaban “El Tuerto”, y no precisamente por carecer de alguno de sus dos enormes ojos azules, sino porque más allá de la belleza de los mismos, siempre se empeñaba en ver la mitad de todas las cosas, la mitad de todas las verdades (que, en el fondo, también era la mitad de todas las mentiras) y porque, cuando soñaba, siempre lo hacía a medias.

De nada servían los avisos acerca del peligro de quedarse solo con parte de la realidad, nada importaban los consejos e insinuaciones para que abriera los ojos (y su mente), a la otra mitad del mundo, porque él siempre se quedaba a medias.

Tenía la fea costumbre de no terminar nada de lo que empezaba y, cuando alguien daba su opinión, él solo entendía una parte de la misma: o bien la que apoyaba la suya propia, o bien la que la contrariaba; siempre en base a su propio concepto de la realidad, nunca al ajeno.

Entendía el mundo a medias. Veía la mitad del gris en el blanco y la otra mitad en el negro, porque toda la realidad, a sus ojos, se limitaba a uno de esos dos colores. La vida era una dicotomía constante en la que lo que se ve y lo que no se quiere ver, se daban la mano en una paleta de colores reducida a dos.

“El tuerto” no era malo, aunque tampoco era bueno. Era una de esas personas que se quedan a medias, perdidas en la mitad del camino, incapaces de comprenderse del todo por no haberse planteado nunca una existencia completa. Lo peor, lo verdaderamente triste de la historia, era que “El tuerto” vivía con la misma estulticia de su visión mediana, y aún sabiendo que algo le faltaba, nunca le dio por echarse a la calle a buscar la otra parte, la que le completaba.

Así, de tanto vivir en la medianía, “El tuerto” terminó por convertirse en “El ciego”. Ya nada le importaba; a base de realidades a medias, había reducido su vida a un único punto de vista que, en realidad, ya no enfocaba nada.

 

 

 

Esteban García Valdivia (Emotiva CPC)

www.estebangarciavaldivia.com

www.facebook.com/egvaldivia

@egarciavaldivia

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This