El llanto del recién nacido: un gran reto para los padres

Hoy queremos hablar con vosotros sobre “El llanto de recién nacido”. Además de comentar cuáles son las funciones del llanto, queremos dejaros algunos consejos para “mantener la calma” cuando el llanto del bebé es constante.

Para empezar, hay muchas cosas que necesitamos saber sobre el llanto para poder comprender por qué llora vuestro bebé en ese momento. En primer lugar, el llanto es una forma de comunicación y tiene una doble función. En muchas ocasiones el bebé llora para comunicar necesidades básicas como hambre o sueño, pero también refleja procesos fisiológicos, es decir, utilizan el llanto como vía de escape.

¿Cómo sabemos el motivo por el que llora nuestro bebé? A continuación me gustaría compartir con vosotros un pequeño esquema en el que podéis ver diferentes características del llanto en función del motivo:

1. Hambre: el llanto suele empezar de forma suave y lenta, sin embargo, poco a poco aumenta hasta volverse un llanto fuerte. Una buena idea para saber si el llanto es por hambre es acercarle la manita a la boca y ver si realiza el reflejo de succión.

2. Dolor: este tipo de llanto casi todas las madres sois capaces de identificarlo. Se caracteriza por ser un llanto tenso, muy fuerte y cortito, muy marcado y agudo.

3. Otros motivos: en muchas ocasiones (igual que nos pasa a los adultos) el bebé necesita su “momento de llorar libremente”. Este tipo de llanto se parece mucho al de hambre, pero este es un poquito más tipo “queja”:

– El pañal le molesta por diferentes motivos.
– Necesita que le cojas en brazos: es importante que sepáis que el bebé pasa de estar en un lugar acogedor (el vientre de la madre) a encontrarse algo “perdido” cuando está tumbado en la cuna, por eso puede llorar al sentirse inseguro o desprotegido.
– Está hiperestimulado: mucha luz, muchos ruidos, demasiadas interacciones…
– Está cansado: esto suele ocurrir sobre todo a media tarde.

Consejos a tener en cuenta cuando nos encontramos ante una situación de “llanto constante”:

1.Reconocer esta situación como algo natural que se da en la vida cualquier bebé, por eso debéis abordarla con la naturalidad que se merece.

2.Mantén la calma: los bebés son capaces de percibir vuestro estado de ánimo por eso es fundamental que seáis capaces de mostraros tranquilos ante esta situación.

3.Respirar profundamente con vuestro bebé: coger a vuestro hijo e intentar que sienta vuestra respiración hasta conseguir que las dos respiraciones se conviertan en una sola.

4.Tenéis que seguir vuestra intuición: ya conocéis muchas cosas del llanto y podéis poner en práctica todos vuestros conocimientos.

Para terminar, me gustaría proponeros algunas preguntas que podéis haceros a modo de reflexión cuando vuestro bebé ha conseguido calmarse:

– ¿Qué has sentido cuando lloraba tu bebé?, ¿te ha ocurrido más veces?
– ¿Has percibido diferentes maneras de llorar en tu hijo/a?
– ¿Por qué crees que ha necesitado llorar?
– ¿Podría ser por causas emocionales?, ¿cuáles piensas?

Diana Córdoba Requena

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This