El importante papel de los padres en el desarrollo de sus hijos.

¡Buenos días! Hoy queremos hablar sobre el papel tan importante que jugáis en la vida de vuestros hijos.

Tenéis en vuestra mano la capacidad de crear un ambiente que les anime a descubrir el mundo. Estimular al niño a través del lenguaje, la lectura o los juegos en un entorno de afecto, cariño y amor va a ser fundamental para que el pequeño vaya pasando por las etapas del desarrollo sin ninguna dificultad.

¿Qué podemos hacer para favorecer un clima de afecto y calma con nuestro bebé?

A continuación me gustaría daros algunos consejos que os pueden ser de gran ayuda para favorecer el desarrollo de vuestro bebé:

  1. Mucho afecto, cariño y amor: está demostrado que si un niño se desarrolla en un ambiente donde el afecto y las muestras de cariño son lo habitual éste tenderá a evolucionar. Se va a sentir con ganas de avanzar y lo más importante con la seguridad suficiente para hacerlo.
  2. Ofrecerle momentos de juego: los bebés pasan gran parte del día jugando y descubriendo cosas nuevas, pero qué mejor manera de explorar el mundo y jugar que con vosotros. Es bueno que dediquéis unos 20 o 30 minutos al día para jugar con vuestro bebé y que ese tiempo sea único y exclusivo para vosotros, sin ninguna distracción: tiene que ser vuestro momento padre/madre- hijo al cien por cien. De esta manera estaréis favoreciendo el desarrollo de un vínculo sano y seguro.

Los juegos y juguetes pueden ser incontables: tu propio cuerpo, cajas, pelotas, diferentes texturas…

  • Para favorecer su imaginación os podéis inventar historias poniendo diferentes voces para captar su atención.
  • Para estimular su memoria: enseñarle fotos familiares para que os identifique y os reconozca.
  • Una buena idea es ponerle música y cantarle ya que a través de estas acciones estamos activando la parte del cerebro responsable del pensamiento matemático, la memoria y también la de la imaginación.
  1. Hablando con papá y con mamá: Aunque no es hasta los 2-3 años cuando las estructuras del lenguaje se aprenden, ya desde el nacimiento el cerebro del bebé va creando conexiones neuronales que se necesitan para este aprendizaje. Por eso, es muy importante hablarle: cuantas más palabras escuche, mejor vocabulario y menos dificultades tendrá a la hora de animarse a hablar. El momento del baño, del cambio de pañal, cuando se despierta de la siesta o por las mañanas…son perfectos para conversar con él.

Es muy importante que ya desde bebés les hablemos con propiedad, es decir, es mejor decir “perro” o “gato” que “guau” o “miau”.

  1. Favorecer momentos de lectura con vuestro bebé: como ya hemos hablado en artículos anteriores la lectura tiene infinitas repercusiones (siempre positivas) en el desarrollo del niño: lenguaje, memoria, atención, creatividad… Por eso una buena manera de fortalecer el vínculo con vuestro bebé y además estimular todas estas capacidades puede ser a través de la lectura

Diana Córdoba Requena.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This