EmotivaCPC

TDAH

El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es un trastorno de conducta en el que intervienen tanto factores genéticos como ambientales. Aparece en la infancia, y que se suele empezar a diagnosticar en torno a los 7 años de edad aunque en algunos casos este diagnóstico se puede realizar de una manera más precoz.

Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado.

Además de esto, hay niños en los que se observan a su vez problemas de autoestima debidos a los síntomas propios delTDAH y que los padres no suelen asociar a dicho trastorno. A su vez, el TDAH se puede asociar con frecuencia a otros problemas, y  sus consecuencias se aprecian en distintos ambientes de la vida del niño, no sólo el escolar, sino que también afecta en gran medida a las relaciones interpersonales tanto con la familia, como con otros niños y con sus educadores, siendo estas interrelaciones clave en el desarrollo del niño.

No todas las personas que padecen TDAH tienen las mismas características:

  • En algunas de ellas predominan los síntomas de TDAH de inatención.
  • Otra veces Hiperactividad e impulsividad.
  • Problemas tanto atencionales como de hiperactividad e impulsividad (lo que se conoce como TDAH combinado o mixto).

Es importante una intervención precoz, para prevenir un agravamiento de las características intrínsecas a este trastorno. Además de ser importante una comunicación abierta, así como una actitud coherente y colaborativa entre todos los adultos que forman parte del entorno del niño que lo padece (familia, profesores…), para aumentar resultados y ofrecer un mayor equilibrio y bienestar al mismo, creando un clima óptimo y adaptado a su patología.

Intervención en TDAH

En Emotiva intervenimos en este trastorno desde una perspectiva integradora, dando relevancia a:

  1. Aumentar la capacidad de atención y memoria.
  2. Usar técnicas de autorregulación.
  3. Autoinstrucciones.
  4. Desarrollo de habilidades emocionales: identificación, gestión y regulación emocional.
  5. Habilidades sociales: herramientas comunicativas y de relación interpersonal.
  6. Acompañamiento en el desarrollo curricular.
  7. Dificultades de aprendizaje.

Si estás interesado en conocer más de cerca nuestra metodología para trabajar en este campo de acción, rellena el formulario. Nos pondremos en contacto contigo para concertar una cita y conocer mejor tus necesidades.

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This